sábado, 18 de abril de 2009

La Montaña Embrujada (Race to Witch Mountain)

Este es el segundo refrito de la película con el mismo nombre de 1975, basado en el libro de Alexander Key. Cada una de las anteriores películas (1975/ 1995) tienen sus variantes interesantes pero se mantiene la fórmula: niños, aliens, persecuciones y naves extraterrestres. La cinta tiene algunos momentos memorables pero otros bastante salidos de la coherencia lógica, además que se pasan de la raya con todo lo “políticamente correcta” para mi gusto, por ejemplo, un tren se descarrila chocando de frente contra una nave espacial, explota, hay fuego tras la colisión, fierros retorcidos, pero el chofer queda vivo para contarla, los agentes que persiguen a los pequeños no llevan armas; recordemos que es Disney.
Dwayne Johnson, lo hace sorprendentemente bien, tiene buenos momentos y sus expresiones son creíbles; lástima que aun se le pongan papeles cargados de acción, pero “La Roca” tiene futuro en la actuación, algo que le dejó su experiencia de actor en lucha libre ( ¿a poco creen que esas peleas son reales?).
Los efectos visuales, para ser Disney, están regulares, los disparos de las naves parecen dibujados a mano, y a algunas tomas les faltó tratamiento en lo visual. La crisis le llega a todos, supongo, hasta a Disney.
La escena donde los chicos están siendo examinados por los científicos, me causó gracia, un extraterrestre con la misma fisiología humana…
Las escenas de acción están muy desordenadas y confusas; rápidas y con mucho bamboleo de la lente y la cámara nunca se sabe para donde va. Eso refleja poca experiencia de cine de acción por parte del director o un montaje forzado sobre escenas que debieron cambiarse de último minuto, no sé, pienso que es la segunda. Las situaciones se dan sin lógica aparente, muy acomodadas para mi gusto, faltó más giros inesperados.
En general, se deja ver y se pasa bonito, pero llevando a toda la familia, de lo contrario se vuelve demasiado tonta e infantil como para disfrutarla.
Le pongo 2 Chompipes. No la tendría en mi colección pero te atrapa un rato y los jóvenes se consumen por su balance de comedia, acción y aventura; aclaro por aquello, el largometraje es para chicos. Cine 100 % comercial.

La Montaña Embrujada (Race to Witch Mountain)SocialTwist Tell-a-Friend

5 comentarios:

Arcángel Gabriel dijo...

Fabio: si es refrito y hay tres películas, no se puede hablar de tres refritos como vos decís, es una película original y dos refritos.

wílliam venegas segura dijo...

Un niño y una niña llegan a la Tierra desde su planeta. Ambos tienen fuertes poderes. Los persigue alguien de su mundo. También los van a perseguir los encargados de seguridad en Estados Unidos (ya sabemos que todos los extraterrestres solo llegan a ese país). De pronto un taxista los transporta y se convierte en su bienhechor.
¿Un taxista protector de impúberes con tales poderes? No se preocupen, la película "La montaña embrujada" (2009), dirigida por Andy Fickman, está repleta de negaciones y de contradicciones a la propia lógica del relato. ¡Ni modo!, hay que pasarlas por alto para que el filme siga con su historia, refrito de un filme de 1975, según la novela de Alexander Key.
Se trata de una película de aventuras sin mayor trascendencia cinematográfica, muy al estilo de los estudios Disney, de donde sale. La trama pasa de cierta intensidad a lo cursi y vuelve del “ternurismo” a la febrilidad de la acción, con efectos especiales que –más bien– quedan debiendo, al igual que las actuaciones, realmente deficitarias, tanto en los infantes como en Dwayne Johnson. La actriz Carla Gugino se salva por su propio encanto y carisma para este tipo de cine.
Los peores momentos de la cinta son cuando asume el carácter de drama, lo que la pone al borde del ridículo. Las mejores secuencias son cuando el guion acepta que no puede ir más allá de lo que muestra como cine familiar, más para preadolescentes que para adultos. Lo imperdonable es que el guion pierda tantas veces el control de su historia, como los extraterrestres pierden el control de su nave. Es cuando el filme cae en el sin sentido de muchos de sus giros narrativos.
La música cansa, es excesiva en duración y remarca en demasía los hechos, por lo que se suma como otra incongruencia del filme. Por supuesto, su final es feliz, luego de una batahola de bombazos, luchas, explosiones y demás triquitraques, pero el largometraje nunca mejora, ¡ni al final!

Antonio Chamu dijo...

Corrección aceptada, dos refritos... cierta tu observacion, ya corrijo.

Asterión dijo...

Abrí un blog sobre cine y música, principalmente. Hoy puse una reseña de “Synecdoche, New York”, de Charlie Kaufman.

En el sitio hay un enlace para esta ”sala de cine”.

Saludos.

Daniela Campos dijo...

Me super divertí con "La montana embrujada", con las aventuras de estos niños que son alienigenas, la busqué en filmes online para verla este fin de semana, para recordar las aventuras que viven para encontrar su nave