viernes, 8 de mayo de 2009

Star Trek

"El espacio, la frontera final…" esta frase inició una de las franquicias más exitosas de la historia: Star Trek, que posee 8 series de televisión y 11 películas. Pero todo, con los años y el exceso, cansa. Por esa realidad, se pensó en reestructurar toda esta saga, maquillarla y retocarla para una nueva generación de seguidores. J.J. Abrams es el ambicioso director quién se dio a la tarea de “enojar”, literalmente, a cientos de fanáticos.
Lo que a mi parecer no está mal si se tiene en cuenta que ya todo el concepto original de la historia se estaba perdiendo por el uso excesivo, donde los temas llegaron a agotarse rápidamente. Desgraciadamente este maquillaje eliminó ciertas características de la génesis creada por Gene Roddenberry para formar una nueva esencia que bien que mal puede ser destructora del constructo primordial de todo ese “canon” que tienen los fans de esta serie, en fin, solo el tiempo dirá.
La historia se centra en una “realidad paralela” creada a raíz de un viaje en el tiempo, Nero, el malo de la película, recién iniciando, mata a Kirk padre, cambiando los acontecimientos normales de todo el universo de Star Trek. En otras palabras, todo lo que ocurre acá se acomoda para permitirse la licencia de crear nuevas historias con viejos personajes, traducido a lo nuestro, para hacer más películas (o series de televisión) con las vivencias de los jóvenes tripulantes de la Enterprise quienes apenas se están conociendo.
La película es vertiginosa y bastante entretenida, los efectos visuales son realistas y se sienten “naturales”, impecables realmente. La música es hermosa pero su uso es prolongado, uno agradece los momentos de silencio, los pocos que existen son dramáticos y las imágenes tejen los acontecimientos de forma indeleble; como dice el viejo adagio: “muchas veces menos es más”, menos sonido en muchas partes se hubiera agradecido.
Todas las actuaciones son malas pero con ganas, aunque no se nota mucho por el hecho de que los actores siempre están en movimiento, pues la acción es a granel y sin detenerse.
La historia es flojita, los acontecimientos se dan casi que por arte de magia, uno tras otro, los personajes siempre están en el momento y lugar adecuado para que las cosas se produscan, en realidad, esta muy forzada para mi gusto, pero pasa pues las imágenes y los efectos visuales son el plato fuerte.
Resalto que es bastante entretenida y un buen gancho para absorber a toda una nueva generación de seguidores, por eso, le pongo 2 Chompipes, lleven tapones para los oídos, es mi único consejo.

Star TrekSocialTwist Tell-a-Friend

7 comentarios:

Amorexia. dijo...

Se ve buenísima, y como seguidor de la saga, no faltaré!!

Ka-tica dijo...

a mi no me mueve ni un pelo...
esa idea de espacio "silencioso" y "oscuro", aaah y "lento" me parece completamente absurdo!
cuando la den el tv, talvez malgaste un par de horas de sueño en verla!!!!
2 chompipes???????
te estas flexibilizando mucho!
pele el ojo!

P. Vargas dijo...

Sere de los pocos que nunca les llamo la atencion Star Trek y la Guerra de las Galaxias (aunque estas si las vi, no puedo negarlo me cuadraron al final) aunque si pienso ver esta, tuanis por la recomendacion.

Feliz semana Chamu!

Maroto dijo...

Uno si que ya esta viejo cuando... se queja del ruido de las películas. Triple puntaje si es en el cine.
Jejejejejeje, esta película si que la espero.

Alejandro C. Trejos C. dijo...

Chamu, 8 series?

La original, next generation, deep space 9, vogager, enterprise, las fábulas. Cuales son las otras dos?

Cual es el blog de la amiga de ayer?, escribime o comentame.

wílliam venegas segura dijo...

La conocida saga de "Viaje a las estrellas ( Star Trek )" ha sido irregular no solo en sus distintos capítulos para la tele, sino también en sus correspondientes largometrajes para la pantalla grande.

Ahora nos llega el filme que intenta explicarnos el comienzo de lo que hemos visto en tantas películas; así, en medio de una aventura explosiva, conocemos las circunstancias que unieron a los tripulantes de la conocida nave Enterprise. El título de la cinta es más que previsible: Star Trek , con el subtítulo más original de El futuro comienza (2009), película dirigida por J. J. Abrams.

No hay duda que se trata de una cinta con mucha adrenalina, a tantas imágenes por segundo que corren por la pantalla. Es posible que sea un filme mejor como cine de acción que como cine de ciencia-ficción (género de lo fantástico).

En su contenido, este es tan superficial como fuego fatuo, especie de arpa tensa, pero sin cuerdas. Tal y como sucede con el cine comercial de nuestra época tecnológica, importan más los efectos especiales y su magia pirotécnica en pantalla grande, que los conceptos mismos o que el propio arte de narrar (¡narrar!) con imágenes.

Todo es puro envoltorio, del bueno, lo aceptamos, pero se trata tan solo de efectos visuales para manipular las emociones del espectador, y hacerlo antes de que este se dé cuenta que la película es tan ligera conceptualmente, tanto, como las palomitas que nos comemos en la sala de exhibición.

Es cine de consumo inmediato, para disfrutarlo ahí en la butaca, para llenarse con su febrilidad y con el bullicio bullanguero que despide su banda sonora (sin la sabiduría del silencio como signo narrativo)... y nada más.

Los fanáticos o fiebres de la serie tendrán mucho que disfrutar y comentar, pero lo harán desde relaciones comparativas con otras expresiones de la saga. Este filme, en sí, es puro artificio bien logrado: acción envolvente y nada más.

El Cinéfago dijo...

Soy fan de J.J.Abrams, de Fringe y Lost, adoro toda su iconografía y Star Trek, según él y sus creadores, tiene mucho de ambas series magistrales. Por tanto, no puedo más que decir que me encantó la peli. Revitaliza una saga que ya había caído en sus últimas pelis en la autoparodia. Y para colmo, entretenidísima. Yo le habría dado 0 chompipes.