viernes, 7 de noviembre de 2008

Quantum of Solace

Mientras miraba esta película recordaba algunas frases de un libro del psiquiatra Robert D. Hare, esas frases describirían bien a James Bond y parte de su comportamiento de principio a fin…
Empezare diciendo que este largometraje es algo atípico dentro de esta franquicia, pues por un lado tenemos los elementos a groso que hacen a una película Bond, es decir: Mucha acción, una trama compleja y poco plausible pero entretenida aunque difícil de seguir, un villano que desea tener control del mundo y varias mujeres hermosas, esto es aderezado con un Bond chovinista, semi indestructible, siempre bien vestido y que nunca se le estropea el peinado, eso sin obviar que es un seductor grosero y asesino a sangre fría; sin todos esos ingredientes no podría ser una película Bond. Pero algo diferente hay en esta cinta, es la primera “secuela” oficial, a martillazos, pero secuela al fin y al cabo, de Casino Royale y dejó el espacio para una tercera, por lo que se puede considerar como una película puente.
El nombre de la película es algo confuso, les adelanto, que trata de la organización criminal que se llama Quantum, solo se menciona ese nombre una vez pero se robo el título, segundo interesante, se “explica” que los nombres de los espías son ficticios para proteger sus identidades, ósea el nombre James Bond, es un nombre ficticio e indirectamente se dice que otros lo han usado en el pasado, con ello intentan dar un porqué al hecho que existieron otro actores que personificaron a algún Bond… Por eso, no es una película sobre el “origen” de James Bond como algunos pensaban sino que este es uno más del montón que han cargado con ese nombre, eso actualiza todas las tramas y las entrelaza de alguna manera hasta el día de hoy. Pienso que hicieron esto para hacer las paces con los fans alrededor del mundo que no les gusta un Bond rubio y de ojos azules interpretado por Daniel Craig. Me pareció este detalle algo peculiar dentro de toda esta mitología, si se puede decir así.
Las escenas de acción no son como esperaba, solo una está bastante interesante, la edición es estilo las películas de Jason Bourne, con los juegos de tiempo y entrelazamiento de escenas de la película anterior: Casino Royale (en lo personal una de las mejores de la saga de Bond). Bond se supone que debe mejorar el género de espías no pedir prestado de otras ideas, que aunque frescas, ya fueron usadas, eso me pareció un punto débil… no mejoró. Por otro lado, este Bond carece de la tecnología de sus predecesores, del humor, pues esta no tiene líneas de dialogo jocosos y el sexo, bueno, el sexo no existe para nada, algo bueno o malo, depende de si eres fan o no, este 007 es un matón a sueldo, lastima el carisma de Casino Royale…
Parte del show se lo roba el celular del agente 007, hace casi de todo, solo faltó transformarse en arma… y para finalizar, esta es una película puente, es decir, al igual que la saga de Jason Bourne, esta película no se entenderá en su totalidad hasta analizar la que venga pues deja algunos puntos sueltos, todos relacionados con el dirigente y la organización Quantum.En fin… le pongo 3 Chompipes, lastimosamente esperaba muchísimo más, los cambios que le han intentado hacer a la franquicia no han sido los mejores, a mi parecer, habrá que esperar, puede que nos salgan con una sorpresa. A los fans de capa y espada del agente 007 puede que les guste, y para ir a verla con algunos amigos fanáticos del genero esta bien. Les recomiendo el libro “Sin Conciencia: el inquietante mundo de los psicópatas que nos rodean” de Robert D. Hare que describe a plenitud a este James Bond…un tipo que solo vive para asesinar, sin motivo, que no hace caso a sus superiores y que se mueve solo por el deseo nihilista, pues no deja a nadie para preguntar nada, solo se los vuela de un disparo. La recomiendo para tenerla en DVD, eso sí, pues hay que verla seguida tras apreciar Casino Royale y la próxima que vendrá, que según me comentó un fanático, por lo que se ve en esta, no sería raro que adaptaran “Sin licencia para matar” como continuación, habrá que ver…

Quantum of SolaceSocialTwist Tell-a-Friend

1 comentario:

P. Vargas dijo...

Tengo que confesar que a mi si me gusto esta entrega. El esfuerzo por intentar refrescar la saga me parece destacable (posiblemente el fanatismo hacia la saga me haya cegado en este punto)

Pero Bond es Bond. La forma en que dan a entender que no es un hombre sino un traje que pasa, como bien dices, calma el cambio brusco sufrido de Brosnan a Craig.

Obviamente muy superior Casino Royale, pero le tengo fe a la tercera parte. De momento la segunda entrega me deja tranquilo. La pase bien.

PD: Me encanta tu blog. Muy buenos comentarios de grandes peliculas.