jueves, 4 de diciembre de 2008

Forgetting Sarah Marshall

Esta ha sido una película bastante osada en lo que improbabilidades se refiere, es algo loca en su trama y poco genuina, predecible y algo lenta, pero entretiene y cumple con ese cometido.
Es de esas típicas películas de ir a ver en pareja para reír y creer en eso del amor verdadero, de ese que nos venden la idea que se encuentra a la vuelta de la esquina… poco probable y eso genera miles de idas al psicólogo anualmente por parte de las personas que se creen esa idea.
También me llama la atención el siempre, necesidad gringa, de enamorarse de forma relámpago, un clavo saca otro dirían algunos, pero eso en la realidad solo es anestesia barata.
Me agrado los momentos donde se cuestiona la genuina esencia de cada persona y de aquel norte que todos debemos buscar en nuestro interior, me gusto la idea romántica de buscar hacer lo correcto para ser feliz.
En términos generales, es, como dije, entretenida, se pasa ameno de la mano de la pareja, incluso entre amigos se deja ver bien para reírse y gritarle a la pantalla: IMBECIL, en suma reflexión de nosotros mismos cuando nos hemos topado en momentos similares en lo que a materias del corazón se refiere.
Pero como dije, la historia en per se, es absurda. Solo un masoquista se queda en el mismo hotel que la recién ex esta con su nuevo amante, una de las dos partes por lo general cede y se va, por lo que no lo veo plausible, aunque digan que estadísticamente puede pasar, claro, locos hay en el mundo, puede que alguno se quede en ese masoquismo.
Le pongo 3 Chompipes, es entretenida, no es una obra de arte, pero pasa. Se deja ver en TV, es mejor. La actriz Mila Kunis es una delicia y bronceada….mmm.

Forgetting Sarah MarshallSocialTwist Tell-a-Friend