viernes, 14 de noviembre de 2008

Max Payne


Esta película es un punto intermedio entre un drama policiaco y un relato psicótico bizarro con efectos visuales interesantes. Creo que intentaron contar mucho pero les falto el método para relatar la historia pues no se puede clasificar como drama, mucho menos como fantasía. Pudieron tomar los elementos fantásticos y relatar la historia o el drama solamente sin mezclarlos, pues esa combinación sale bien en el video juego pero no necesariamente en una película. El mejor ejemplo de esto es la película “Una Historia de Violencia” que fue basada en una novela grafica donde eliminaron todos los elementos fantásticos y relataron todo desde el drama, generando una obra de arte. Este no es el caso.
Tiene elementos fantásticos, pero que solo ocurren en aquellos quienes consumen una determinada sustancia, ósea, su realidad personal se ve alterada, una excusa para poner efectos visuales interesantes pero innecesarios, dichos efectos confunden a los espectadores sobre de qué trata la historia en sí, pues parece que el relato se dirigirá por un rumbo que nunca toma, olvidando el tema principal: La corrupción. La parte dramática se diluye por culpa de el ruido de los efectos visuales innecesarios y la critica a las farmacéuticas así como la moralidad corrompida por el deseo de lucro se apagan, por desgracia.
La historia se va aflojando por culpa de algunas coyunturas sin sentido y el personaje principal, muy humano en todo sentido se vuelve parte de todo este absurdo, al consumir las sustancias en medio del clímax. Si le quitamos todos los elementos de demonios y sombras, innecesarios a mi parecer, es una buena película dramática que desea señalar un problema sobre corrupción y el poder.
La “realidad” es una convención social, lo que se salga de dicha convención es enviado a un manicomio, y a los locos muy poca gente los quiere, por lo que pienso que a esta película pocos les parecerá buena pues no se define así misma dentro de un genero completamente. He de confesar que me gustaron algunas secuencias de acción y las hermosas mujeres, pero no se adentra en los temas importantes por culpa de los efectos visuales.
Le pongo 2 Chompipes, se deja ver, aunque se vuelve confusa pues en todo momento pareciera que la historia va a irse por otro lado, no hay que olvidar que es una adaptación de un video juego bastante particular, pero una cosa es contarla por medio de un genero y por otro luego intentar traducirla a otro, ahí es donde pierde esta película, pues la traducción no necesariamente queda bien, como en este caso.



Max PayneSocialTwist Tell-a-Friend

2 comentarios:

P. Vargas dijo...

No la he visto aún pero el juego fue sensacional. Mark es un gran actor y Si logra mantener un poco la trama principal creo que puedo estar satisfecho. Espero verla pronto y comento sobre ella

GAlcidesS dijo...

El juego es bueno, a veces aturdía con los viajes psicológicos, si así es la película, no creo que sea la gan cosa pero al menos trataré de verla.