miércoles, 13 de mayo de 2009

Ángeles y Demonios (Angels & Demons)

Ron Howard nos demuestra una vez más por qué está entre los mejores, el manejo de la historia es entretenido con diálogos sutiles de denuncia a su vez que nos da cierto aire de misterio dentro de todo este relato. La película está basada en el libro predecesor del Código Da Vinci escrito por Dan Brown.
Hay altibajos de adrenalina como si de montaña rusa fuera, los giros son constantes aunque algo exagerados. Robert Langdon interpretado por Tom Hanks regresa en esta cinta para fastidiar un rato al clero con sus diálogos incisivos pero interesantes y de paso resolver una conspiración, toda la acción ocurre aprisa mientras en el Vaticano se da la elección del nuevo Papa, un grupo organizado desea acabar con la Iglesia Católica en medio de la elección, otra vez, como en otras tantas películas. La diferencia es que este largometraje está bien entretenido y sobre todo con gran manejo de las imágenes al describir los acontecimientos.
Cada trabajo aburrido tiene su propio “súper héroe”, los arqueólogos poseen a Indiana Jones, los nerds de las computadoras tienen a “Neo”, los profesores a Jack Ryan y no podía faltar un lingüista como Robert Langdon, para completar el circulo de los trabajos aburridos con súper héroes, sin ofender. Pero hay que admitir que es más interesante ver acción de alguien que no se esperaba en primer lugar.
No me gustaron los decorados virtuales, se notaban demasiado falsos para mi gusto y tampoco algunas actuaciones que se quedaron por debajo del perfil de la cinta.
En términos generales me gustó bastante, le pongo 1 Chompipe.

Ángeles y Demonios (Angels & Demons)SocialTwist Tell-a-Friend

8 comentarios:

Cine y Series dijo...

Hola Antonio.
¿Ya se estrenó en Costa Rica?
Saludos

Antonio Chamu dijo...

Si, recien la acaban de estrenar. No está tan mala, la verdad me gustó más que la anterior.

KagosaVampire dijo...

Uy muero por verla!!!!
El libro me encantó, la verdad que si!
Tenía miedo de que la pelicula se cagara en el libro (como en El Codigo Da Vinci) pero le voy a tomar la palabra de que esta buena y la voy a ir a ver ;)

P. Vargas dijo...

Yo me lei los libros y la verdad que resultaron interesantes, nada del otro mundo, pero si intereantes, sin embargo la primera adaptación fue tan mala (como duele cuando esto sucede) que me vacunaron contra la saga...

Sin embargo ¿Como puede uno negarse a verla ahora que ya esta aquí? Es Tom Hanks quien hace el rol principal y eso me basta para hacerte caso y arriesgarme de nuevo.

Saludos!

Asterión dijo...

Sinceramente, nunca he considerado a Ron Howard entre los mejores. Aparte, Tom Hanks me da pereza siempre.

Y bueno, es interesante imaginarse que esta película pueda tener algo positivo, si tomamos en cuenta el bodrio que es “El código da Vinci”.

Saludos.

wílliam venegas segura dijo...

A propósito de la reciente y buena película Frost-Nixon (2008), dijimos de su realizador lo siguiente: “Ron Howard es un director de respeto, aunque se diga que es un Steven Spielberg en miniatura. Su larga filmografía tiene títulos valiosos como Cocoon (1985), Willow (1988), Apolo 13 (1995), EdTV (1999), Una mente maravillosa (2001) y El luchador (2005).”
De esa manera, especificamos que tanto El código Da Vinci (2006) como ahora Ángeles y demonios (2009) no son de sus mejores cintas; sin embargo, en lo tocante a la segunda –que ahora comentamos– diremos que, de una manera u otra, nos muestra a un Ron Howard verdaderamente habilidoso para narrar, independientemente de la riqueza conceptual o no de este filme basado en el best-seller del estadounidense Dan Brown.
No hay duda que tenemos un buen guion, escrito por dos importantes figuras, como son Akiva Goldsman y David Koepp. Ya aquí se nos da un relato bien amarrado, incluyendo incoherencias que se pasan por alto, como algunas cosas importantes que ignora y no debiera ignorar el personaje Robert Langdon (actuación sin esfuerzos adicionales de Tom Hanks).
Lo real es que la acción , la emoción y el suspenso corren tan ágiles como vuelo de mosca, y el filme entretiene satisfactoriamente. Repetimos: no pensamos que se trata de un largometraje excelente, no creamos que si el perro levanta la pata es porque es karateca.
El equipo histriónico es bueno, pero no en esta película: los actores se ven aperezados para dar lo mejor de sí, al contrario de la intensidad de la aventura y de los inteligentes filazos al anquilosado catolicismo jerárquico, que no hace callo con la práctica histórica y solo tiene vejigas en lugar de callos.
Tampoco es que el filme sea anticlerical; más bien su final es contradictorio: lo bueno de la película reside en su desarrollo y no en su final ambiguo. En fin, declaramos que quien no disfruta de Ángeles y demonios es porque no quiere.

GAlcidesS dijo...

Prefiero el código Da Vinci, además me comentaron que esta segunda parte, ángeles y demonios, omite tantas cosas de la novela que le restan peso y calidad.

El Cinéfago dijo...

Prefiero esta a El código Da Vinci, tanto a nivel literario como cinematográfico. Fueron más al grano, algo que se nota en el cambio de guionista. Muy entretenida.