miércoles, 7 de enero de 2009

La Duquesa

Es una película de “época” basada en la vida de Giorgina la duquesa de Devonshire, agradará mucho a quienes valoran este tipo de cine. Es amena y plantea varias situaciones interesantes, elementos de género y de realidades de ese período, todo esto montado en un marco histórico cargado con muchas coyunturas, también, dignas de analizar.
En general es una cinta muy femenina a lo que a encrucijadas afectivas y decisiones de género se refiere.
La actuación de Keira Knightley es genial, su interpretación es sensible y carismática, por el contrario el actor Ralph Fiennes a pesar de que su personaje debe ser frio y poco expresivo, se pasa de ese límite pareciendo más un robot que una actuación creíble.
La cinta se enfoca en los conflictos emocionales de la protagonista y deja bastante de lado mucho de su vida pública y de la huella histórica que produjo, omite su participación en el cambio político de Inglaterra y de sus mítines públicos que hicieron de esta duquesa uno de los personajes más queridos de su tiempo. Hay detalles sutiles, nunca se habla de los problemas de alcoholismo de la duquesa, pero la mayoría de las escenas la vemos con un vaso con alcohol en la mano, solo una vez se le ve ebria y su cabello sufre por eso; tampoco se habla de la cantidad de gente que solía seguir a esta duquesa a donde quiera que iba, pero despistadamente un periódico menciona en un titular que una gran muchedumbre estaba siempre por donde ella pasaba…
Como dije, la cinta habla de las decisiones que una mujer, de esa época, debía afrontar para no tener problemas y de cómo los amoríos, hijos extra matrimoniales, amantes, y “poli matrimonios” eran tolerados puertas adentro. En el silencio del palacio.
La crítica a la monarquía es sutil pero hace vibrar la cinta.

Le pongo 3 Chompipes, estubo amena, pero la disfrutaría igual en DVD.







La DuquesaSocialTwist Tell-a-Friend

3 comentarios:

wílliam venegas segura dijo...

VOY DISTINTO A CHAMU, esta es mi crítica:

WÍLLIAM VENEGAS
wvenegas@nacion.com

Hoy es personaje de una película británica titulada La duquesa (2008), dirigida por Saul Dibb, pero en el siglo XVIII fue una niña mimada, casada con un duque para ser vientre donde procrear un hijo. El problema es que la duquesa paría niñas y se metió en política, por lo que se enamoró de un joven liberal.
Esa es la trama de un filme muy bien rodado, notable en su diseño del vestuario, atinado en la ambientación, agradable al gusto común, pero al que le falta ímpetu para hacer explotar el dramatismo presente en su núcleo argumental. Así, la historia de Georgiana Cavendish, duquesa de Devonshire, mujer polémica del siglo XVIII, se queda en lo frívolo.
El filme quiere hacer un parangón entre la vida de Georgiana y la más reciente de Diana, princesa de Gales, emparentadas por esas ridículas líneas de nobleza que persisten en nuestro siglo. Seguramente, por eso, elude el análisis o recuento de la presencia política de Georgiana Cavendish en el desarrollo de las nacientes ideas revolucionarias en Londres.
Tampoco nos dice mucho sobre la “vida escandalosa” de la mentada duquesa, mujer transgresora y amada por el pueblo, aunque repudiada por los círculos aristocráticos reacios al cambio social. El filme opta por ser un melodrama de triángulos amorosos y de lo demás apenas se habla. Lástima. Se queda afuera de la piel y pierde la dilatación aguda de los hechos.
Dijimos antes que es filme gustoso, eso sí, con admirable banda sonora para recrear la atmósfera, con estupenda fotografía y con la muy buena –por tensa– actuación de Ralph Fiennes como el duque, víctima del propio verticalismo machista de su época.
Quien sí falla notoriamente es Keira Knightley, como la duquesa. Ella se pasa haciendo muecas para aparentar estados de ánimo. Más bien pareciera que a la actriz la oprimiera el corsé y la pone a hacer monerías o remilgos cuando le plantan la cámara al frente. Así se le escapa la credibilidad a su personaje, empeorado por sus diálogos más aburrados que aburridos.

chismiticos dijo...

Gracias a Wi por su comentario serio, ojalá Pericles Peraloca se aguante las ganas y no escriba naditica por aquí para que no se ca...ca (gue... gue) en la olla de carne tan buena que hay en este blog de don Chamu.

P. Vargas dijo...

Me toco la rifa de ver La Duquesa despues de llevar a la nena a ver Operacion Valkiria (si me oye hablando asi me pegan jaja)

En lo personal creo que la cinta tiene lo suyo, fuera de todo el transfondo historico que hay en la pelicula

Creo que las actuaciones fueron a la medida, aunque por momentos me parecio que a Knightley le costo meterle dramatismo a su personaje, como por ejemplo -spoiler- la escena donde se llevan al niño - fin del spoiler- sin embargo cumplio por lo menos en la mayor parte de la cinta.

En cambio la actuacion de Ralph Fiennes a mi si me cuadro (sorry chamu jaja) su interpretacion creo que estuvo a la altura de un hombre atormetando por los perjuicios de la epoca. Tampoco genial, pero si aceptable.

Por lo demas, interesante la trama, pense que me iba a dormir a la mitad de la pelicula, pero me mantuvo entretenido hasta el final.

PD: Tu recomendacion de Si Señor, me salvo de que en la rifa vieramos la nueva cinta de Jim Carrey jeje. Tuanis Chamu!