jueves, 7 de enero de 2010

Las Horas del Verano (L´Heure d´été)

La familia es un ente en constante cambio, siempre diferente a cada generación, así olvidamos que a pesar que nos liga la sangre la indiferencia de nuestra propia historia es inevitable.
Esta cinta es una representación cruel de la realidad humana, de la ironía de intentar no ser olvidados aferrándonos imposibles a lo que tenemos para luego que otros lo desechen como si fuera cualquier cosa. Ese refrán: lo que para unos es basura para otros un tesoro; se aplica dentro del contexto de la narración y las líneas genéticas involucradas en este celuloide.
El lenguaje es austero pero sensible en su expresión, más centrado en el conflicto interno de los personajes y en su propia decisión, es un laberintico pasaje de sentimientos familiares donde los fantasmas del ayer cosechan frutos en el presente. Hermosa metáfora de la cotidianidad y de la simple y cruda verdad, que en algún punto, sin importar quién seas, serás olvidado.
Algunas actuaciones están deficientes, más le salva el hermoso trabajo de la historia.
Los juegos de cámara, su manejo y así como la edición son hermosos, propios de un trabajo artístico bien planificado y coordinado con exactitud milimétrica.
El mensaje de esta cinta es crudo, fuerte, pero hermoso y aun así, es difícil, pues la realidad es difícil de asimilar cuando el arte imita a la vida.
Le pongo 1 Chompipe, me agradó, pero le faltó algo, creo que mayor claridad en su historia formal pues el conflicto interno se ve afectado por el nivel histriónico.

Las Horas del Verano (L´Heure d´été)SocialTwist Tell-a-Friend

26 comentarios:

Pablo Martinez dijo...

Buena critica. Esta pelicula la quiero ver en su momento, aunque no sé si llego para mi Top 10 del 2009, que ya estoy trabajando...

Bueno, te invito a que leas un cuento corto que publiqué en mi blog. Es de mi invencióm momentánea jeje...

Saludos!

PM

Pericles está Loco dijo...

Ya meché una hablada allá ajoba, en donde está el tal Sherlock Holmes -más diuna llega pero a buscar a John Holmes segurolasss, nuá Sherlock... o a como está la ara, más diuno también llega a bus, bus, carcar a John-.

Caigan ajoba a leer lo que dejé; si es que entienden lo que leen, claro porque la imaginación está, por estos rumbos de tiquicia, de capa caídaaa... (de ahí que casi nadie mentiende o... son un bostezo yel coco nóles da paen tendersss). Y, por si aca, si me llaman: ¡aguanten! Caí poraquince porque meya maron, nóporque quice con ese, nócon ce.

Pablo Martinez dijo...

Gracias por las críticas, aunque estaría bueno que seas más específico, no tirando tan a la bartola jeje... Señalá las palabras que según vos están mal escritas o en qué momento repetí palabras como para que pidas que faltan sinónimos. Te pregunto a vos porque tengo entendido que sos escritor, no? Por eso, que mejor que la voz experimentada para saberlo.

Por cierto, puedo tutearte? Cuantos años tenes?

Un abrazo! Te espero de regreso en el blog :D

Pablo Martinez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pablo Martinez dijo...

PD: Muy cierto lo de los "que" jeje. Buen ojo... yo no me di cuenta, y eso que releo 10000 veces los textos antes de publicarlos.

Es que es como dice Borges: "Publicamos para no pasarnos la vida corrigiendo"...


Ah! Y decime si te gustó por lo menos, no solo critiques lo malo jeje... Todo bien, a menos que seas profesor :D

Dale, te espero ;)

Un abrazo!

PM

wílliam venegas segura dijo...

Desde hace rato no veo una película sencilla y nada artificiosa que, a la vez, tenga una avispada contundencia en su propuesta conceptual. Sencilla, pero artística en el manejo de la imagen: sensibilidad y talento. Sucede ahora con el estreno –en la Sala Garbo– de la película francesa Las horas del verano (2008, L’heure d’été), dirigida por Olivier Assayas.
Seduce con sus toques de bien entendida humanidad y con un manejo perfecto de la cámara, sabia enseñanza de cómo se compone un plano o se monta un secuencia, desde el instante mismo del encuadre.
Cada vez que se mueve, la cámara lo hace con delicadeza, vehemencia y tenacidad simultáneamente (estudiada composición del encuadre), sin alterar la fluidez del relato y sin caer en la pedantería del autohalago. Aquí, las palabras (diálogos inteligentes) y los movimientos de cámaras no son redundantes.
El filme narra los acontecimientos al interior de una familia (madre, hijos y nietos) cuando tienen que decidir sobre los bienes que les pertenecen.
Lo cierto es que se está ante el final de un núcleo familiar: atrás quedan la niñez y la raigambre histórica comunes; ahora surgen particulares visiones del futuro.
De pronto, entendemos que la cinta Las horas del verano, en su trama, va más allá de ella misma. Lo que sucede funciona como parábola, fábula o metáfora sobre Europa, sobre su identidad, sobre su dispersión (pese a la supuesta unidad europea.
Es el tema de la identidad europea y, en este momento, también aparece el asunto de las diferencias generacionales. Igual, se discute sobre el valor del arte, sea económico o sea el precio espiritual de quienes llevan el arte en sus vidas. ¡Carajo! ¡No es poca reflexión la de este filme durante el desarrollo narrativo de los hechos! También permean los temas del amor, la familia, la educación, las drogas, glosas que le dan más sustancia a la película.
De acuerdo, se trata no solo de cine/arte, sino también de un cine culto, sobre todo en sus diálogos, naranjita agria que se le arrima a los parlamentos para abrirle el apetito al espectador inteligente. Recomiendo esta película con vehemencia y responsabilidad.

Anónimo dijo...

Good day, sun shines!
There have were times of troubles when I didn't know about opportunities of getting high yields on investments. I was a dump and downright stupid person.
I have never thought that there weren't any need in large starting capital.
Now, I'm happy and lucky , I started to get real money.
It's all about how to select a proper companion who uses your funds in a right way - that is incorporate it in real deals, parts and divides the income with me.

You may get interested, if there are such firms? I have to answer the truth, YES, there are. Please get to know about one of them:
http://theinvestblog.com [url=http://theinvestblog.com]Online Investment Blog[/url]

ARMANDOKUN dijo...

Chamu no soy muy amigo de ver estas peliculas, pero gracias a tus comentarios sobre ella, ahora si tengo deseos de verla, me parece interesante.

Ariadna dijo...

hola que tal! permítame felicitarlo por su excelente blog, me encantaría tenerlo en mi blog de animes y peliculas .Estoy seguro que su blog sería de mucho interés para mis visitantes !.Si puede sírvase a contactarme ariadna143@gmail.com

saludos

オテモヤン dijo...

オナニー
逆援助
SEX
フェラチオ
ソープ
逆援助
出張ホスト
手コキ
おっぱい
フェラチオ
中出し
セックス
デリヘル
包茎
逆援
性欲

Anónimo dijo...

Lovingly done is richer reconsider than extravagantly said.

Anónimo dijo...

Artistically done is well-advised b wealthier than extravagantly said.

Anónimo dijo...

Artistically done is better than extravagantly said.

Anónimo dijo...

Artistically done is better than comfortably said.

Anónimo dijo...

Lovingly done is sick than extravagantly said.

Anónimo dijo...

Well done is better than extravagantly said.

Anónimo dijo...

Splendidly done is richer reconsider than comfortably said.

Anónimo dijo...

A man who dares to waste one hour of time has not discovered the value of life.

[url=http://zelgerath.webs.com/apps/profile/profilePage?id=54280822]Marry[/url]


Linda

Anónimo dijo...

A humankind who dares to decay anyone hour of age has not discovered the value of life.

[url=http://www.airsoftcore.com/forum/index.php?showuser=17098]Gilda[/url]


Marry

Anónimo dijo...

We should be careful and fussy in all the par‘nesis we give. We should be especially aware in giving information that we would not dream up of following ourselves. Most of all, we ought to avoid giving advisor which we don't follow when it damages those who depreciate us at our word.

machete

[url=http://machete-79.webs.com/apps/blog/]machete[/url]

Anónimo dijo...

We should be chary and fussy in all the par‘nesis we give. We should be signally aware in giving guidance that we would not think of following ourselves. Most of all, we ought to evade giving counsel which we don't mind when it damages those who take us at our word.

sheet sander

[url=http://sheet-sander-33.webs.com/apps/blog/]sheet sander[/url]

Volker from Germany dijo...

Hallo,
Ich haben eben Eure Internetseite besucht und nutzen sogleich die Gelegenheit,euch auch einen Gruß aus Deutschland in Eurem Gästebuch zu hinterlassen. P.S. Kommt uns doch auch mal besuchen
Urlaub an der Ostsee
oder Nordsee

Anónimo dijo...

A human beings begins scathing his discernment teeth the initially chance he bites eccentric more than he can chew.

Anónimo dijo...

To be a adroit lenient being is to from a make of openness to the in the seventh heaven, an cleverness to trust aleatory things beyond your own manage, that can take you to be shattered in unequivocally extreme circumstances pro which you were not to blame. That says something exceedingly impressive thither the condition of the righteous passion: that it is based on a conviction in the uncertain and on a willingness to be exposed; it's based on being more like a shop than like a jewel, something somewhat feeble, but whose extremely precise attractiveness is inseparable from that fragility.

Anónimo dijo...

To be a good lenient being is to procure a make of openness to the in the seventh heaven, an ability to trust undeterminable things beyond your own pilot, that can take you to be shattered in unequivocally outermost circumstances for which you were not to blame. That says something remarkably important about the fettle of the righteous passion: that it is based on a conviction in the up in the air and on a willingness to be exposed; it's based on being more like a spy than like a jewel, something fairly dainty, but whose very special handsomeness is inseparable from that fragility.

Anónimo dijo...

Distress ferments the humors, casts them into their adapted channels, throws substandard redundancies, and helps nature in those secretive distributions, without which the body cannot subsist in its vigor, nor the man dissimulate with cheerfulness.