martes, 17 de febrero de 2009

Slumdog Millionaire

Cinta interesante de analizar. Es un himno a la esperanza y la vez una denuncia directa y clara. Muestra un retrato de la pobreza que obviamos dentro de las mega-metrópolis, donde viven millones de seres humanos desarrollandose entre un sinnúmero de casas improvisadas: las barriadas, guetos o tugurios. Estas personas, apiñadas cual ganado, son limitadas y explotadas por diversos elementos: educación, apatía, carencia de servicios básico, deseo, religión, pandillas, drogas, prejuicios. Olvidados por un gobierno frio y por una clase dominante insensible.
Es en todo esto, cuando programas de televisión sacan su dinerito por medio del dolor ajeno, programas de “haga esto por un sueño” utilizan esa necesidad como combustible de los ratings y a la vez para sembrar sueños como si de Cenicientas se trataran. La esperanza de uno es el aire de millones. Tras ver este largometraje, entendí, porque en la India la odian tanto, la denuncia es fiera y sin mordaza, directa y caustica. No hay peor ciego que aquel que no quiera ver…
La línea conductora es simple, tan simple, que a ojo crítico podría verse afectada por sus incongruencias. Niño conoce a niña, se enamoran, son separados, niño hace todo lo posible para encontrar niña hasta la adultez y ser felices por siempre. Historia mil veces contada.
Tiene un error de guión serio. No aclara bien cómo sobrevivió el joven a su vida entre las etapas mostradas, cómo por tantos años sorteo drogadicción, prostitución, robo de órganos, hambruna, enfermedades, epidemias, pandillas, ataques; se suponía que vivía en la calle, su ropa siempre estaba relativamente bien, sin roer, sin mucha suciedad típica de los pordioseros tras meses sin lavarse, se puede asumir que robaba ropa o que vivía en algún refugio pero no se dice, al igual que la nutrición o las enfermedades típicas de los niños de esas edades, no dice como las sorteo, ese es un error de la narración que pocos notan, no es ser exigente, es lógica simple.
Se asume que el observador rellenara esos espacios sin pregunta alguna, luego por arte de magia llega a la adultez sano y salvo, el cómo sobrevivió a todo eso, nunca queda claro, solo se asume que lo sorteo a punta de “arduo trabajo” y mucha suerte, algo que para quienes hemos estado un poco en contacto con este mundo de los jóvenes de la calle, sea por trabajo o por estudio, sabemos que es casi imposible que un niño sobreviva unos meses en la calle sin ayuda externa, sea para bien o para mal. Pero ese error narrativo es perdonado en honor de la “esperanza”, si se analiza bien, la historia no es de los niños, quienes al final de cuentas son excusa para la denuncia de todo lo que se da en medio de su contexto de vida.
El error en la narrativa pasa desapercibido para ojos poco conocedores, o se hace muy evidente, en medio de la inminente conversación final generada por la película. Cada quién juzgará al final.
La película no es mala, para nada, es posiblemente una de las grandes obras cinematográficas de la década. Aunque la idea de que todos tenemos un destino escrito, es absurda y una falacia empalada por las grandes religiones, eso a mi criterio.
Este largometraje se puede resumir en una de las secuencias iniciales: el chico, para conseguir un sueño, en este caso, el autógrafo de uno de sus ídolos de cine, se deja caer a un pozo de escoria para salir con el mayor de los premios, esa escena resume la cinta, al mejor estilo del personaje del libro “Única Mirando al Mar” del escritor Fernando Contreras. Ese simbolismo, el surgir de en medio de la pudredumbre, es hermoso y fuerte, querer es poder.
Otro momento simbólico, fue la única pregunta relacionada con el gobierno Hindú, el chico no la sabia, como diciendo: “El gobierno nunca se ha preocupado por nosotros, por qué yo debo preocuparme por él”
Me agradó, es bastante simbólica, tiene excelente fotografía y manejo de cámaras, la música es preciosa y la edición impecable. La historia, bueno, como dije, tiene un error que es de análisis y es debatible desde lo lógico, pero, está bien. El fuerte es el manejo y el tratamiento de como muestra la realidad. El final, un tierno homenaje a Bollywood, o ¿burla?..... Le pongo 1 Chompipe.

Slumdog MillionaireSocialTwist Tell-a-Friend

5 comentarios:

P. Vargas dijo...

Esta cinta me encanto en los prologos que vi hace un mes. Este fin fijo no puedo verla, pero el proximo estamos en primera fila (aunque es curiosos que los que vamos seguido evitamos estos asientos jaja) Saludos Chamu!

Asterión dijo...

Como comenté en mi blog, Danny Boyle es una director con propuestas muy ecléticas, desde "Trainspotting" (la mejor), pasando por otras más livianas ("The beach") y algunas dentro del género del exterminio humano y los zombies ("Sunshine" y "28 days later"). La que no he visto es una sobre un niño que encuentra un montón de plata o algo así, curiosamente con el tema del dinero.

"Slumdog millionaire" es una nueva vuelta de tuerca. En cierto sentido, es concesiva respecto al cine comercial, pues opta por una visión optimista frente a todo obstáculo, pero está bien hecha, y eso se agradece.

El detalle del guión que mencionás no lo noté, y eso que soy sumamente quisquilloso cuando se rompe la lógica interna del relato, lo que me hace suponer una virtud más: el texto está bien construido, por lo que mantiene la verosimilitud y hace que nos traguemos la historia (o simplemente me fui de ingenuo).

Por cierto, ya casi empieza el programa: me voy a ver a Ignacio Santos, jaja.

Saludos.

wílliam venegas segura dijo...

wvenegas@nacion.com

He aquí una película envolvente, apabullante y emotiva, que es un derroche de arte cinematográfico en su visualización. Hablamos del filme Quisiera ser millonario (2008), dirigido por el inglés Danny Boyle.
Catapultado en 1996 por su película Trainspotting , Danny Boyle nos ofrece ahora la que es su mejor cinta hasta el momento, cuya acción transcurre en la India, donde la opulencia –graficada en índices de desarrollo económico– encuentra bolsones de miseria para reflejar las contradicciones del caso.
Su trama narra la historia de Jamal Malik (buena actuación de Dev Patel), adolescente que crece en la miseria, en Bombay, que un día se apunta para ir a la versión india del programa ¿Quieres ser millonario? A partir de su participación en dicho programa, conoceremos –nosotros, espectadores– los trazos de su vida, sin que haya una narración lineal, sino más bien sustentada desde distintos referentes.

Aquí es cuando el núcleo argumetal exhibe toda la sabiduría visual y narrativa del caso, con la llamativa planificación de Boyle en el movimiento, intensidad, ritmo, color, música, fotografía y actuaciones. Cada secuencia puede brillar por sí sola y, en conjunto, tenemos un largometraje excelente, donde –adrede– quedan situaciones sin explicar, con buen manejo de la elipsis narrativa (omisión de imágenes), para que el espectador llene creativamente esos espacios.
El desarrollo de los diálogos se da con toda la vehemencia del caso; ellos son el sostén de la intriga, son la verbalización inteligente de los sucesos tan bien narrados.
En efecto, el desarrollo argumental está marcado por un tenso proceso dramático, donde se marcan bien los puntos de giro de la historia (sorpresivos) y la evolución de personajes y acontecimientos. Es una hermosa película vitalista, de denuncia y esperanza, cine pasional y... ¡de autor!

michelle dijo...

No soy experta en cine, ais que mi vocabulario y conocimiento de este arte es algo limitado.

La cinta la vi ayer en Mall Multiplaza del Este.

La pelicula me mantuvo muy tensa en las ultimas dos preguntas. Te juro que en la ultima pregunta, yo pensaba que la respuesta era C. D,Artagnan. Creo que esto agnadio una mayor sorpresa cuando Jamal dio su respuesta.

El personaje de Malik juego un papel muy importante: tanto de maximo protector de Jamal, como de traidor y enemigo (antagonista). Me gusta la ambiguedad de dicho personaje.

A mi me gusto el tributo a Bollywood al final... no lo veo como una burla. De hecho, en algun momento de la pelicula, me habia puesto a pensar "ojala hagan alguna referencia a Bollywood, al menos algun comentario".

Me emcanto la edicion, la manera en que fluye la historia de pasado a presente.

Un error que le encontre, parecido al que tu dices de lo improbable que le seria a Jamal de estar sano y salvo a los 18 agnios de edad, es que las respuestas sigan el orden cronologico de eventos de la vida de Jamal... o sea el orden de las preguntas (excepto por la ultima) es el mismo orden de la vida de Jamal. Creo que mi redaccion no esta muy clara, pero espero entiendas lo que quiero decir.

Esta entre las top de mis peliculas favoritas. Muy diferente al resto de mis peliculas favoritas, las cuales puedo ver una y otra vez, porque son mas alegres; incluso las vuelvo a ver al cine, por no poder esperar hata que salga el DVD.

creo que seria un pecado volver a ver esta cinta pronto. Quiero respetar esta historia, por lo que esperare un buen rato despues de salga al video para volverla a ver... no se talves un agnio como minimo. De lo contrario ocurre el fenomeno de que uno se vuelve neutro o indiferente cuando escucha casos de pobreza y miseria y no hace nada significante por cambiar las cosas.

Las vistas de las barrios de miseria, con tanta contaminacion y las aglomeraciones de personas, me produjo una especie de dolor de estomago y de garganta, hasta algo de sofocacion. Ya hay lugares en America Central, donde las personas viven de las cosas que encuentran en los basureros y rellenos sanitarios, donde los nignios juegan, nadan y se "bagnian" en aguas extremadamente contaminadas de concentraciones superiores a 2000 coliformes fecales por litro de agua.

Alonso Víquez dijo...

Creo que los "errores" que Michelle y Antonio señalan como tales no puede de ninguna forma ser llamados errores. Son, sin duda, simplificaciones, lugares comunes o casualidades bastante improbables, pero errores no.